Láser… Usos en Rejuvenecimiento Facial

Un láser(del acrónimo inglés LASER, light amplification by stimulated emission of radiation; amplificación de luz por emisión estimulada de radiación) es un dispositivo que utiliza un efecto de la mecánica cuántica, la emisión inducida o estimulada, para generar un haz de luz coherente tanto espacial como temporalmente.  

El láser ha revolucionado la medicina estética en los últimos tiempos. Surgen continuamente nuevos tipos de láser con aplicaciones más específicas y ampliando al mismo tiempo los opciones de tratamiento y uso estético:

  • Depilación definitiva.
  • Várices.
  • Arañas vasculares.
  • Cicatrices.
  • Flacidez.
  • Arrugas.
  • Remodelación de tejidos.
  • Eliminación de tatuajes.

Básicamente el láser actúa mediante un efecto fototérmico, es decir, por calentamiento de la zona a tratar. Hay distintos tipos de láser, que tienen diferentes aplicaciones en función de su capacidad de penetración y de la diana sobre la que se dirige:

  • Melanina: para la depilación definitiva el calor generado por el láser busca la melanina que hay en el folículo piloso y lo quema, destruyéndolo para que no pueda volverse a generar el pelo o el vello. Con tal fin se debe utilizar un láser de una longitud de onda específica.
  • Hemoglobina: en el tratamiento de las varices o las arañas vasculares se requiere un láser que actúe sobre la hemoglobina y penetre en el interior del vaso sanguíneo
  • Agua: los láseres que tienen el agua como diana tienen la función de vaporizar tejidos, por lo que se emplean en la remodelación de tejidos.
  • Infrarrojos: en la actualidad existen láseres infrarrojos que se utilizan para tratamientos de rejuvenecimiento de la piel y otros que buscan determinadas moléculas del tejido graso y que se usan para la eliminación de la grasa.

En las intervenciones estéticas con láser es muy importante aplicar sistemas de enfriamiento (aire frío, geles, etc.) para proteger la piel de posibles quemaduras. Es un procedimiento generalmente molesto y a veces incluso doloroso.

Rejuvenecimiento Facial

Hay diversos tipos de Láser usados para el Rejuvenecimiento Facial. A continuación mencionaremos 2 de los más usados:

Láser Nd Yag de pulso corto

Se trata de un láser de neodimio con una longitud de onda de 1.064 nm y que impacta selectivamente en los vasos sanguíneos profundos de la dermis, calentándola para que estimule la formación de colágeno nuevo. La característica esencial de este dispositivo es que la duración del pulso de láser es de 0.3 ms (más corto que la mayoría de láseres vasculares de neodimio), por lo que es extraordinariamente seguro y cómodo de utilizar para el paciente.

Principalmente el tratamiento del envejecimiento de la piel: realiza un fotorrejuvenecimiento no ablativo (no forma costras ni heridas), cuya ventaja es que no requiere ningún tipo de periodo posterior de recuperación. Solo provoca una leve enrojecimiento de minutos de duración. Asimismo, el láser de neodimio de pulso corto es de los pocos dispositivos eficaces para tratar el flushing, asociado o no a la rosácea.

Así, resulta de utilidad para:

· Reducción de las arrugas finas

· Mejoría de la textura de la piel del rostro

· Disminución de pigmentaciones benignas (melasma, hiperpigmentación residual)

· Reducción del tamaño de los poros

· Disminución del flushing

· Tratamiento de las cicatrices quirúrgicas o traumáticas rojas

· Tratamiento de las cicatrices por quemaduras

· Tratamiento de la queratosis pilar y de la eritromelanosis folicular facial

Las indicaciones cosméticas más importantes se hallan en la corrección de las arrugas faciales, de las cicatrices post-acné y para reducir las «ojeras» de los párpados inferiores.

En el resurfacing de las arrugas de la cara se consiguen resultados parecidos a los obtenidos con el láser de CO2 ultrapulsado, pero produciendo un menor componente inflamatorio y post-operatorio más reducido, permitiendo el tratamiento de las lesiones vasculares, lo que diferencia esencialmente al láser Nd:YAG del láser CO2 ultrapulsado.

Láser CO2 Fraccional Ultrapulsado

La principal ventaja del láser Co2 fraccional ultrapulsado es su eficacia, con unos efectos visibles desde la primera sesión, consiguiendo un aspecto de  entre 5 a 10 años más joven. Se logra un rejuvenecimiento facial natural, con resultados evidentes e inocuos.

Se trata de un tratamiento muy rápido, según la zona a tratar y la intensidad del tratamiento, indoloro y con una recuperación inmediata, lo que permite volver a la rutina diaria rápidamente.

Además, este tratamiento permite tratar: arrugas y líneas finas, cicatrices, marcas de acné, imperfecciones, manchas, falta de luminosidad y elasticidad en la piel.

El rejuvenecimiento facial láser de Co2 fraccional ultrapulsado es una terapia donde la piel es tratada con una matriz de puntos de luz láser que varían en intensidad, dependiendo del tipo de piel y los resultados deseados.

Antes y Después del tratamiento

El proceso puede variar y va desde un tratamiento superficial sobre la epidermis hasta un tratamiento que penetra más profundamente sobre la piel, e incluso de forma combinada.

Antes de realizar un resurfacing cutáneo hay que seleccionar al paciente según su tipo de piel para el tratamiento, con láser CO2 recordando que funciona mejor en las pieles fototipos I a III y en el caso de pacientes fototipos cutáneos IV a VI, se sugiere realizar con Laser Er:YAG. 

Una vez que sabeos que tipo de laser vamos a usar habrá que preparar la piel. Para ello utilizaremos cremas de glicólico de retinoico dos semanas a dos meses antes.  

Suspender vitamina E, aspirina e ibuprofeno una semana antes.

Dr. Iván Bezara realizando Tratamiento de Cicatrices de Acné con Laser CO2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
Hola, necesita alguna información?
Powered by